lunes, 2 de marzo de 2009

Y la bici no pudo más...

Ya tenía catorce años y muchos miles de kms la vieja -hoy hice memoria y ya recorrió ocho países...-
Ayer rompí el cuadro de la bici. Como lo oyen: ni avería mecánica ni fisurita, uno de los tirantes (tubito que va del eje de pedalier hacia atrás) se quebró literalmente.
Estaba saliendo de Fray Bentos hacia Mercedes y de repente...crash! Al principio pensé en la dirección y luego caí en que podía ser la caja del pedalier (algún rodamiento -munición le llaman acá- que se hubiera salido). Después de preguntar -era Domingo- dí con un tal Saldaña al que tuve que esperar un par de horas porque andaba en una competencia (carrera). Mientras tanto me tomé un helado de dulce de leche y tuve la enésima conversación sobre política y economía del viaje: es el tema favorito de los uruguayos no guríses ni adolescentes.
Por fin llegó el mecánico y me dice que "va a ser la caja de pedalier pero acá no tengo recambio, en Mercedes está el flaco Ruíz que te dará una mano". ¿Qué hacer? ¿tiro hasta Mercedes?...y tiré, treinta quilómetros de carretera llena de toboganes (los "campos suavemente ondulantes" me empiezan a paspar) sin levantarme del sillín porque cuando lo hacía parecía que aquello iba a romperse en mil pedazos -para entonces el cuadro ya estaba roto-. Esperé hasta hoy y antes de desayunar me fui a donde el flaco Ruíz. Sacamos el eje de pedalier: todo bien. Revisamos tornillería en platos y demás y no había nada suelto. Revisamos dirección: algo de holgura pero no era el problema. Por fin dimos con la avería: tirante partido y fin del viaje en bici. Me quedaban dos días-dos etapas: Carmelo y Colonia y ahora tengo que volver en ómnibus. Estoy un poco chafado pero así son los viajes...
Por lo demás, todo bien. El Sábado llegué a Las Cañas, el primer balneario del litoral en antiguedad, a 9 km de Fray Bentos. Fue cansado por el calor y porque desde San Javier hasta la ruta 2 tuve 87 kms sin una sola población ni un solo parador -bar de carretera o algo similar- y decidí hacerlos del tirón porque parar en mitad de la nada sin sombra podía ser peor. Eso sí, Las Cañas fue como un oásis. Después de beber dos litros de agua y ducharme me eché siesta y anduve a conocer la zona. Estaban haciendo un triatlón por postas -por relevos: cada uno hacía una parte- pero todo muy de andar por casa. Por cierto, los atardeceres en el río son impresionantes. A ver si puedo subir unas cuantas fotos para daros un poco más de envidia.
Nos estamos viendo.
Emilio

5 comentarios:

  1. la futura tinerfeña2 de marzo de 2009, 7:21

    Umpf! Siento lo de la bici, porque me imagino el cariño que le tenías; era una compañera, ¿verdad? Y más siento que haya sido en Uruguay. Ya no tendrás tan gratos recuerdos. Ahora te estás dando cuenta que lo de los "campos suavemente ondulados" y la fijación temática de los uruguayos con la política, la economía y el fútbol no eran exageraciones mías, ¿no?
    Disfrutá lo que queda, aunque sea en ómnibus...

    ResponderEliminar
  2. Aquí Roberto.
    Pobre chiva, se rompe y ya no es más que una bici vieja... bueno, por lo menos no has sido tú el que se ha roto. Ahora te tocará cargar con las alforjas ¿o ya tienes ese tema solucionado? ¿No hay por ahí alguna chiva de segunda mano? Tu eres un tipo de recursos así que si el ómnibus es lo más apropiado ahí te veo recuperando energías y mirando el paisaje por la ventanilla. Acudiendo a tu dicho: nos vemos pronto.
    Salud

    ResponderEliminar
  3. Hola. Te saludamos Lucio y Amparo. Bien, pensamos como Roberto, mejor que haya sido la bici y no tú, aunque imaginamos como lo sentirás. ¿Sabes ya cómo vas a hacer los días que te quedan por aquellos pagos? Seguro que te organizas estupendamente y, aunque no sea igual que con tu chiva, disfrutas de lo que te queda de viaje. ¿Pensabas pasar a Argentina? Ya nos irás contando. En fin, muchos besos y cuídate.

    ResponderEliminar
  4. Un signo de los Dioses, sin duda... A rey nuerto, rey puesto...¿ A qué es tás esperando a comprarte otra en Uruguay?. Puede ser el amor de tu vida...

    ResponderEliminar
  5. Em bom português só pode sair um bom e sonoro: FODA-SE!!!!

    ResponderEliminar